Nuestro establecimiento es un edificio vanguardista equipado con energías alternativas, vecino del Gran Monasterio, al que complementa en la función de alojar con calidad a todos aquellos que no se conforman con una visita de una hora.

La razón de ser de la Hostatgeria no es otra que la voluntad de la Comunidad Cisterciense de darse a conocer al gran público, con un equipamiento propio del siglo XXI, ofreciendo así la oportunidad de vivir de cerca la espiritualidad y el inmenso bagaje cultural e histórico que se respira en Poblet. Imbuidos de esta calma monacal y en medio de la austeridad del campo mediterraneo tarraconense, apetece quedarse y vivir unos días al margen del vértigo urbano y de estos tiempos convulsos que vivimos.