En el patio del museo de Poblet hay una piedra esférica de unos 60 centímetros que antiguamente se encontraba en el centro de la plaza y que en una etapa previa, antes de la desamortización de 1835 ocupaba el punto más alto de la cúpula del cimborio.

Durante el siglo XVIII por los pasillos del monasterio corrían diferentes teorías de los encilopedistas herederos de la Revolución Francesa que provocaron grandes discusiones que requirieron hasta la presencia del Abad para restablecer el orden. Uno de los monjes más grandes de la comunidad estaba profundamente preocupado por estas nuevas ideas que habían llegado a la comunidad y que provocarían el desprestigio de Poblet y muy triste se le sentía rezar constantemente: « Dios mío, Dios mío, iluminad mis hermanos porqué las cosas se están poniendo de tal manera en esta casa que la piedra más alta será la más baja ».

Cuando llego la desamortitación de Mendizabal en el 1835, quedó completamente saqueado el monasterio y arrasado por el fuego. En un momento del ataque, los atacantes subieron por la escalera helicoidal del campanario y tiraron la piedra que coronaba el edificio, que después de rodar, acabó en el fondo de un pozo.

De esta manera se confirma la teoría del Padre Mas, el monje anciano que decía que LA PIEDRA MÁS ALTA SERÍA LA MÁS BAJA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Free WordPress Themes, Free Android Games