La imagen de piedra de la Asunción de Nuestra Señora que se encuentra en la parte superior de la puerta principal de la Iglesia mayor de Poblet presenta un pequeño agujero en su rodilla derecha. Se sabe que fue durante uno de los actos vandálicos transcurridos durante julio de 1835 que supusieron la destrucción del monasterio.

Un campesino salía del interior de la iglesia con un fusil y la cara congestionada por el humo y se dispuso a culminar su obra con un acto de gran envergadura.

Embriagado de heroísmo se encaró con la imagen de la virgen y accionó el gatillo de su arma contra ella. Sonó el disparo y el proyectil, tras dejar una marca en la rodilla, rebotó contra el autor de los hechos que quedó gravemente herido y murió unos momentos después.

Sus compañeros al ver lo que había sucedido corrieron campo a través abandonando el cuerpo sin pedir ayuda. Sólo los murciélagos y otros animales velaron el cuerpo aquella noche con gritos que parecía que fueran para despertar el muere de la otra vida para que se diera cuenta de su mala acción.

* * *

También se cuenta que años después, en el momento de mayor abandono del monasterio, un grupo entró en la iglesia con la intención de robar los objetos que quedaban. Van fijarse en el altar de alabastro enamorándose de una figura que había en su parte superior. El líder se aproximó a ella para poderla hacer caer pero vio que pesaba demasiado para él solo. Pidió ayudar a su compañeros y procedió a atarle una soga al cuello para poder estirar. Cuando la tumbaron cayó sobre el líder matándolo al instante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Free WordPress Themes, Free Android Games